Biografía

Didi nació en 1980 en una ciudad de Galicia (España), una tormentosa noche del mes de Febrero. Desde pequeña mostró fascinación por el dibujo y la pintura y muy pronto fue evidente su facilidad tanto para captar la realidad, como para expresar sentimientos y emociones a través del arte. Sus padres, artesanos, enseñaron a Didi muchas técnicas que tienen gran influencia en su estilo artístico a lo largo de su vida. Así mismo, fomentaron su desarrollo artístico convencidos de su talento.

Ya desde muy pequeña Didi comunicó su deseo de estudiar Bellas Artes. Por ello, cuando cumplió diez años comenzó a recibir clases de pintura y dibujo de la mano de diferentes profesores.

Más adelante ingresa en la Escuela de Artes y Oficios, donde asienta las bases que le facilitarán su entrada en la facultad de Bellas Artes de Granada. Se traslada después a Barcelona. Allí toma contacto con el diseño gráfico y la video-creación, sin dejar nunca de lado la pintura y el dibujo, tan importantes en su vida. Cuando termina la carrera de Bellas Artes se traslada a Madrid, donde trabaja como ilustradora para una importante marca española, elaborando bellos diseños y estampados.

Arte con arena. Sand art o Sand animation. Instalada ya en Madrid, Didi toma contacto con el Arte de la arena, conocido también como Sand Art, Sand animation o Sand performance.

Fascinada por esta técnica, se encierra en una habitación oscura durante horas y allí ve surgir increíbles figuras y fantásticas historias. Su talento surge de sus dedos en forma de arena, con tanta facilidad que fascina a cualquiera que la observa. Es así como comienza a realizar espectáculos por todo el mundo, a elaborar fascinantes videos, video clips y anuncios publicitarios. Los visitantes de esta página web podrán formarse su propia opinión sobre esta artista tan especial. La primera y única mujer española artista de arena. “El Sand art es básicamente sugerir y dejar que el espectador cree el resto de la historia con su imaginación. Es una manera de llevar al público a través de sus propios sueños. No obstante, para que esto ocurra, el artista de arena tiene que ser sensible, agudo y sobre todo, tener buena técnica”. Didi Sand.